¿Cómo hacerle frente al Tilt del Póker?

En el juego del póker el término Tilt hace referencia a un estado de confusión mental en la que la frustración resultante después de que un jugador adopta una estrategia no favorable hace que su conducta se torne cada vez más agresiva. Este término está estrechamente relacionado con el de “Vapor (Steam) aunque algunos consideran que esta última expresión tiene más que ver con un cumulo de ira e intensidad.

Podemos reconocer el estado cuando tendemos inclinarnos y situar las manos hacía en nuestra cabeza, o mostrar diferentes señales de asombro, ansiedad o frustración. Dicha situación nos conduce a un bloqueo mental momentáneo que nos obliga a jugar de manera impulsiva. Esto a la vez provoca que cometamos errores que podrían ser decisivos en los resultados finales del torneo o partida.

Lograr llevar a un oponente al estado de Tilt, o uno mismo adoptar ese estado es un aspecto importante del póquer, porque es muy influyente para el desarrollo subsiguiente de una partida. Llegar al Tilt es un hecho relativamente frecuente debido a la frustración, la animosidad contra otros jugadores o simplemente la mala suerte tras algunas manos malas.

Entrar en un estado de tilt es mucho más frecuente de lo que pensamos. En el póker acontecen situaciones a menudo complicadas que desatan emociones a la vista. Sin embargo muchos jugadores de póker han aprendido a reconocer sus causas y consecuencias, por lo que también estrategias para controlarlo.

¿Qué causa el Tilt? Cómo lo mencionamos anteriormente el tilt es causa del resultado de una mala jugada o bien ante el riesgo de perder nuestro bankroll (dinero). Algunos detonantes:

Cuando nos encontramos en una jugada que pensábamos que teníamos controlada y nuestros rivales salen victoriosos, el sentimiento nos desborda.

Perder varias manos de forma consecutiva. De tal manera que nos sintamos desalentados al punto de sabotearnos a nosotros mismos y volvernos pesimistas.

Tomar decisiones incorrectas y darse cuenta cuando ya es tarde para reaccionar.

¿Cuáles son las consecuencias del tilt?

Una de las más obvias, perder nuestro dinero, por el hecho de no tener el conocimiento para controlar nuestras emociones y tomar las medidas correspondientes.

Seguir jugando de forma irracional, como consecuencia tener una estadía más corta en el torneo debido a la perdida de nuestro cash.

Un descontrol de nuestra ansiedad por jugar más.

El estado tilt es tan fácil de reconocer en un jugador de póker, que puede poner en evidencia su juego ante sus rivales.

¿Cómo podemos controlar el tilt? Conociendo que causa este estado y reconociendo que es una acción que ocurre de forma involuntaria y de manera espontánea podemos tomar algunos consejos que nos ayudaran a retomar el control del juego y mantener nuestro nivel profesional. Al primer síntoma de estar en estado de tilt, debemos hacer una pausa de tal manera que podamos tomar aire y recobrar claridad ante el juego.

Nunca debemos iniciar un partido de póker cuando estemos de mal humor, preocupación o ansiedad. Debemos tener control de nuestras emociones. Tener autocontrol es muy importante, en caso de que nos sintamos fuera del el debemos evitar que los demás jugadores perciban nuestra inseguridad y torpeza, y así evitar darles ventaja.

Después de conocer el estado de tilt y saber cómo manejarlo podemos disfrutar del póker y seguir creciendo de manera profesional.
Por,
MJ





Close